Polipos del colon / recto

¿Que son los pólipos?

Los pólipos de colon/recto son tumoraciones o protuberancias visibles macroscópicamente que se proyectan en la superficie de la mucosa del colon o del recto, es decir que crecen hacia el interior del intestino.

¿Los pólipos son cáncer?

La mayoría de cánceres colorrectales proceden de un pólipo, previamente benigno y posteriormente malignizado. El tiempo necesario para que se produzca la transformación de pólipo a cancer es de alrededor de los 10 años. Es importante destacar que a medida que aumenta el tamaño del pólipo, crecen las posibilidades de desarrollar un cáncer.

¿Cuáles son los síntomas?

En general los pólipos no producen síntomas, en muy pocas ocasiones pueden sangrar, generar dolor o diarrea; es decir que se detectan en personas asintomáticas.

¿Cómo se detectan?

Los pólipos se pueden detectar por estudios del colon y recto, ya sea a través de métodos por imágenes (colon por enema, colonoscopia virtual) o por medio de una endoscopía (videocolonoscopía).

¿Cuál es el tratamiento?

Una vez detectados siempre deben ser resecados, debido a su potencial de malignización. Existen  dos formas de extirparlos:

- Colonoscopía: Por medio de pinzas se extirpan durante la endoscopía.
- Cirugía: En caso de no poder ser resecado por endoscopía, se indica una cirugía en la cual se extrae el segmento del intestino donde asienta el pólipo.

La extirpación de los pólipos puede disminuir el riesgo de que una persona padezca cáncer de colon/recto. El diagnóstico precoz reduce el número de casos de cáncer de colon al promover la detección y extirpación de pólipos potencialmente malignos, y también puede reducir la tasa de mortalidad al detectar la enfermedad en sus etapas más iniciales, cuando es altamente curable.

Recuerde siempre consultar a su médico.